Manifestarse en Francia también es jugarse la cárcel: #FreeGaëtan

En Francia hay ahora mismo una atmósfera bien extraña. Pese a todo lo dudosa que fuera la movilización que desfiló por las calles de París el 11 de Enero después de los atentados contra el Charlie Hebdo y el Hipermercado judío Cacher de Vincennes, fueron cuatro millones de personas las que escogieron manifestarse para rechazar los atentados y para aferrarse a ciertos valores democráticos. Como bien anotaba la prensa internacional, fue a través de esta « mani », especie de paradigma hexagonal de expresión colectiva, que lxs francesxs habían decidido expresar su emoción. Hollande y su gobierno jugaban la carta de la emoción y también de la responsabilidad, presentándose así como los paladines de la libertad de expresión. Pero ésta en Francia, tanto antes como después de este desfile histórico, no parece tener siempre el mismo patrón, más bien todo lo contrario. Hay territorios y ciudades donde manifestarse te pone entre rejas.

 Sea en Notre-Dame-des-Landes, en Sivens, en Nantes, en Lyon o en Toulouse, allí no suele ser 11 de enero. Manifestarse sí, pero hacer homenaje al joven militante ecologista (Rémi Fraysse) muerto por un tiro de granada de los gendarmes en la noche del 25 al 26 de octubre, eso ya no. Manifestarse sí, pero no contra la serie de violencias policiales cometidas después de que la Prefectura prohibiera otras tantas. Manifestarse sí, pero no contra la prohibición de manifestarse. Estas prohibiciones que se han repetido en todo el territorio francés metropolitano, están recibiendo grandes atentados contra los derechos democráticos fundamentales. Muchxs son lxs que en noviembre no aceptaron los dictados del Vigipirate, conducidos a la justicia y muy a menudo condenadxs. Algunxs con cargos y multas… Otrxs con penas de cárcel. Es el caso de Gaëtan, estudiante tolosano de Historia del Arte en la Universidad del Mirail (Toulouse 2 Jean Jaurès), militante político y sindical, arrestado en el contexto de la manifestación prohibida del 8 de noviembre. En primera instancia, él fue condenado a una pena de prisión con cargos y a una multa. El juez después recurrió para agravar la sentencia, condenándole a 6 meses de prisión de los cuales dos en cárcel.
Por supuesto, la justicia oficial sabe siempre encontrar motivos para transformar una resistencia política en un crimen de derecho común, inventándose cabezas de turco y poniendo de testigos a los propios policías. La justicia oficial, de antemano, sabe complacer a éstos cuando son los autores de las barbaridades que cometen. Clemente con los asesinatos de Malik, de Zyed o de Bouna (el veredicto lo sabremos en mayo), jamás condenados a prisión, no tiene clemencia en cambio con aquellxs que reivindican el derecho elemental de oponerse a la organización social o a determinadas políticas. Lo que se refuerza y se diseña localmente, a partir de la manifestación, un piquete o una movilización, es una sociedad construída sobre la criminalización de las luchas sociales y políticas, y podemos temer que esto pase de ser local a general en todo el país. A día de hoy en Toulouse, convertida en « ciudad-laboratorio » en Francia, la mínima movilización que adopte una dimensión un poco política, feminista, antirracista o de solidaridad con el pueblo palestino es vigilada, cuando no prohibida, como si el mas mínimo acto militante público portara en sí mismo el germen del terrorismo.
En su mensaje de apoyo a Gaëtan, Erri de Luca subraya cómo el « derecho a manifestarse es un derecho no negociable ». Sabemos una cosa. « No a la prisión para Gaëtan y todxs lxs condenadxs por haberse manifestado », éste es el nombre de la campaña actualmente dirigida para denunciar todas estas injusticias a las cuales se nos quiere acostumbrar. Nos asociamos aquí a este rechazo y somos testigo de nuestra solidaridad con él y con lxs otrxs condenadxs después de las manifestaciones contra las violencias policiales.  Invitamos a cada cual a que sea consciente de la gravedad de la situación actual.

Nota de DM: Sabemos que de mucho no sirve firmar peticiones de Change.org, pero quien quisiera hacerlo (cosa poco recomendable por un dossier que publicaremos próximamente), tiene el link en este vídeo promotorio.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :